Tu Exfoliante Natural en Dos simples Pasos

/ / tips
Durante el verano, los días ventosos o cuando trabajamos en ambiente de oficina, los labios son afectados por la resequedad y deshidratación.
Más allá de darles la hidratación y humectación ideales que nos aporta Bisou gracias a sus ingredientes activos, resulta necesario implementar una rutina más amplia que trate otras consecuencias de la resequedad, como la piel muerta y los molestos pellejitos que siempre terminamos mordiendo, causando lesiones en el área y que tienen repercusiones como el desgaste de los dientes.
A su vez, la exfoliación no solo ayuda removiendo piel muerta, también estimula la circulación en los labios, lo que se traduce en un color rojizo natural y en ocasiones un aumento temporal del volumen!
Como probablemente a ustedes también, a mi me gusta lo práctico y sencillo, este exfoliante casero es súper fácil, altamente efectivo y muy rico!
La mayoría de ingredientes los tenemos en la casa o son fáciles de conseguir. Como base:
  • 1 cucharada de azúcar (morena o blanca)
  • Una pizca de miel, suficiente para amarrar la mezcla
  • Unas gotas de aceite (de oliva o de coco) ayudan a humectar y aumentar la fricción para que los labios no sufran de abrasión.
Como opcional, para agregar aroma o sabor podemos usar:
  • Gotas de aceite esencial. Recomendables: vainilla, menta, clavo de olor, etc.
  • Extracto de vainilla y/o canela (como saborizantes)
A mí me encanta la escencia de menta ya que aporta frescura y, en caso de tener alguna lesión, da sensación de alivio.
Después de exfoliar no olvidés humectar los labios con tu Bisou favorito para que queden más suaves que nunca ❤?
Es importante no abusar de la exfoliación ya que en exceso puede debilitar los labios. Una frecuencia ideal puede ser 1-2 veces por semana.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *